El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Stand Up and Teleprompter Show con Tereré incluído Yo sé que no te importa…

Los sofistas del guayabo

Leo en el facebook a todo el mundo hablando del libro de Laje maembo y de ese otro man y me pregunto:

¿Lo habrán leído y lo entendieron o solamente se han fanatizado porque sus vidas son apenas la apología de la polémica? ¿Acaso esa minoría excelsa que vanagloria a estos extranjeros leyéndolos todo el momento, como si fueran los nuevos profetas del antiguo testamento o los discípulos de Cristo entienden de verdad, que estos nuevos pregoneros del «racionalismo-dogmatismo» no son sólo más que unos charlatanes posmodernos?

También entiendo que es una cuestión editorial, de ventas, de coste al menudeo, de oferta y demanda, de lo cool y de lo que está de moda…no malgastaré mi tiempo leyendo a energúmenos con aire de solemne intelectualismo.

Porcile (1969) de Pier Paolo Pasolini.

TANTO DE UNO Y OTRO BANDO NO TERMINAN DE SORPRENDERME POR EL NIVEL DE ANARCOPELOTUDEZ. Entre los «pro» y los «anti-pro» hacen competencia para ver quién es más anarcopelotudo en este país. Como decía un senador colorado de Ciudad del Este que se hizo viral ante la oposición de un agente del orden: «¡Pero vaye y raje de aquí!».

He aquí a los nuevos sofistas, cobran para comentarnos algo que todos sabemos, cobran para mostrarnos cómo se pueden arrancar del árbol del guayabo, guayabas…¡aplausos y zapateos, vítores y arengas de constipación bro!

Mejor leo la Divina Comedia o El Quijote…o sigo leyendo a Juliano el Apóstata, Sexto Empírico, a Procopio de Cesarea, Elio Arístides o Plotino. Grandes enseñanzas se extraen de los clásicos que pasarse leyendo a los dogmáticos posmodernos. O mejor no los leo, total, a nadie le interesa, a nadie le importa…

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *