[IMPRO RECONTRA FRITO]: El premio EDDA, VOL. 2: Los Monstruos del Teatro paraguayo

[IMPRO RECONTRA FRITO]: El premio EDDA, VOL. 2: Los Monstruos del Teatro paraguayo

Se da un caso atípico en los premios EDDA. Un joven revelación escribe por primera vez una obrita y la dirige. Ahora es considerado el Bertolt Brecht paraguasho; Brecht es una porquería adosada con cagadas de mberuís del mercado 4 hina: ¡QUÉ SACRILEGIO EL MÍO!. Nuestra «joven» estrella es un renovador original, alguien que ha mostrado el camino a propios y extraños.

Porcile (1969) de Pier Paolo Pasolini.

Las comparaciones son odiosas, es cierto. Pero vayamos a la opinión general sobre este «ARTISTA».

Dicen muchos que es considerado entre sus capangas el «Parecelso del Teatro paraguayo»; un genio mayor que el propio William Shakespeare.

Es que hay que ser un «genio» para poder ganar tantos premios en apenas ¡un año de trayectoria!

¿Así premiamos a los amiwis? ¿Con qué valor el jurado distingue a los perros? ¡PREMIO REVELACIÓN MIS POLAINAS!

Hay gente que hace treinta años o más dirige, actúa y también escribe, pero sin embargo, por no ser carilindo o «genio» como este nuevo espécimen de la claque teatral, son olvidados. Los premios nunca distinguen desde luego a los mejores, pero premiar por premiar nada más por el sólo hecho de premiar, es una estupidez mayúscula.

Además, reivindica lo que muchos sostienen a lo largo de los años. Se organizan premiaciones donde se premian entre sí, los propios organizadores o los compinches de ellos. Eso está muy mal. Deja un precedente, de nuevo negativo. QUE SIGA LA JODA EN ESTE SENTIDO TOTAL, A NADIE LE IMPORTA, A NADIE LE INTERESA, ES DECIR: ANLI UNIVERSAL.

Imagen extraída del facebook. Autor/a desconocido.

Es que nunca avanzaremos realmente mientras piensen estas personas solamente en el espejo mediocre donde se reflejan todos los días, en la aurora ingüeroviable de sus patéticas vidas.

¡SIGAN PARTICIPANDO LOS QUE NO SON AMIS!

Si al final, siempre resulta que todo está fríamente cocinado por el ¡chancho carnicero!

Jajajajajajajaja.

Gabriel Ojeda

Informacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.