Numb…

Numb…

Este tema con su vídeo y su letra del grupo U2 del famosísimo álbum «Zooropa», fue precursor de lo que estamos viviendo ahora. No se puede opinar, se tiene que ser tolerante con los intolerantes, ser buena onda, ser cool, estar a la moda, escuchar y decir sandeces que a nadie le importa, luchar por causas estúpidas, pelearse por dinero virtual, robar virtualmente, ser políticamente correcto o si no te censuran, pero uno no puede censurar porque se convierte en intolerante, no se puede pensar por uno mismo sino que hay que pensar con ideas prestadas, robadas, alteradas y plagiadas, inclusive.

Tenés que mentirte a ti mismo todos los días para mentir con todos los demás virtualmente. Tenés que ser pro navidad porque eso es re pro. Tenés que negarte a vos mismo para que los demás te «acepten» ñandekó. Paparruchadas.

No se puede comer bien, no se puede beber bien, no se puede no bebe ni no comer bien, no se puede sufrir y al final hay que sufrirle a los demás virtualmente…uno no quiere suicidarse virtualmente, pero al final, igual nomás te suicidan…en fin…

Captura de pantalla del vídeo oficial de la banda U2.

Estamos atados, coaccionados, en esta sociedad virtual donde la corrección ideológica tiene el manto púrpura que ejerce el control total de lo que pensamos o decimos provoca que no podamos ser nosotros mismos, ni presentarnos ante los demás como realmente somos, sino con una máscara, esa máscara te la ofrecen las redes sociales, qué lindo mundo en el que tenés que estar sí o sí aunque no te guste, de lo contrario estamos destinados al fracaso y al escarnio público, condenados al ostracismo más vil que sigue siendo una esclavitud digital en esta enorme caverna sin espacio real que es internet.

Gabriel Ojeda

Informacion