Una reflexión sobre el Coloso de Guyarat

Una reflexión sobre el Coloso de Guyarat

Recientemente se inauguró en la India una escultura sin precedentes en la era contemporánea, que recuerda a uno de los líderes históricos de la India.

La estatua, mide nada más y nada menos que 182 metros de altura, supera a la estatua de la libertad siendo dos veces más alta, y se convierte así en la más alta del mundo, superando a la del Buda en el Templo de la Primavera en China, que se queda con 153.

Para su construcción contrataron a una de las mejores empresas del ramo, la Turner Construction responsable del colosal Burj Khalifa de Dubai y del estadio de los Yankees de New York. Es una escultura de hierro y bronce. Está situada en la isla rocosa de Sadhu Bet, en el río Narmada, estado de Guyarat, donde nació Sardar Patel.

Imagen Fuente: https://www.mendozapost.com/nota/102923-india-inaugura-la-estatua-mas-grande-del-mundo/

La odisea del ingenio humano terminó por superar los 300 millones de euros y un vendaval de críticas, principalmente por parte de funcionarios británicos, quienes son los principales aportantes para el crecimiento de este gigante asiático, a través de proyectos de «ayudas para el desarrollo», otorgando hasta 1.300 millones de dólares. Fuera de las críticas, realmente, el esfuerzo faraónico siempre tendrá detractores.

¿Pero quién fue el homenajeado con esta escultura titánica?

Vallabhbhai Jhaverbhai Patel conocido como Sardar Patel, se educó en la India, estudiando leyes en Reino Unido, luego de volcarse a la política se opuso a la lucha armada más que por razones morales, por pragmatismo; siendo intransigente «aparentemente» hacia la comunidad musulmana del gran subcontinente.

Además, logró la integración pacífica de todo el país. Patel fue mano derecha del considerado padre de la India libre, Jawaharlal Nehru. Nehru tenía una visión diferente a la de Patel, que fue un hindú practicante, nacionalista y siempre mantuvo sus reservas con respecto a la occidentalidad, pero los dos coincidían en la idea de una India libre y unificada. No creía en los cambios abruptos y revolucionarios sino en el progreso por evolución. Hasta el mismísimo Gandhi medió entre ambos líderes; rasgo inequívoco que demuestra que, cuando el fin al que se aspira es universal, las personalidades y genios más distantes, pueden acercarse para la consecución de las pretensiones patrióticas.

Imagen fuente: https://www.mendozapost.com/nota/102923-india-inaugura-la-estatua-mas-grande-del-mundo/

Sir Girija Shankar Bajpai, Secretario General del Ministerio de Asuntos Exteriores, tras la muerte del gran líder proclamó el siguiente elogio que decía:

«Un gran patriota, un gran administrador y un gran hombre. Sardar Vallabhbhai Patel era los tres, una rara combinación en cualquier época histórica y en cualquier país «

Una maravilla del mundo moderno que se erige de nuevo, como prueba de la inconmensurable ambición humana de alcanzar los cielos y perdurar en la eternidad, como prueba de sus luchas, logros y fracasos, virtudes y defectos, luces y sombras.

Notable es la reflexión que se puede entresacar de esta experiencia constructora de la política india. Acá en Paraguay, no pueden terminar el metrobús y se tiende a gastar más de lo acordado. Pero principalmente, la breve historia que compartimos puede compararse con nuestra realidad nacional y ver, cómo aquí, nos peleamos por cualquier cosa entre paraguayos, distantes en rasgos y personalidades, sin poder sobrepasar ese muro infranqueable y levantar cabeza como un país mejor. NECESITAMOS EL CAMBIO DE ACTITUD.

Vale la pena pensar en ello.

Fuentes:
https://www.elconfidencial.com/…/la-increible-historia-de-…/

https://diario.mx/…/termina-la-construccion-de-la-estatua-…
https://www.britannica.com/biography/Vallabhbhai-Patel
https://en.wikipedia.org/wiki/Vallabhbhai_Patel

Gabriel Ojeda

Informacion

37 comentarios en «Una reflexión sobre el Coloso de Guyarat»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.