La música clásica en la historia

Lo que siempre se mantiene es la sensación de paz, a veces de entusiasmo o melancolía que transforman la cotidianidad en goce estético, apolínea luminiscencia que exalta nuestra interioridad. Un combo de emociones que estallan en cada sinfonía y llegan a lo más profundo del alma en el tiempo que corre la melodía.

Leer más