El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Actualidad Tecnología

Deepfake, el arma inteligente que juega un rol fundamental en la política

El mes pasado recorrió a través de las redes sociales un vídeo en donde el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, hablaba sobre el poder que tiene la red social sobre los datos personales de los usuarios. Debido a el realismo que tiene el vídeo, varias personas lo asumieron como tal consideraron la proclama como cierta, sin embargo el mismo se editó a través de una una aplicación que en la actualidad ha tomado bastante partido: La deepfake.

El polémico video de Mark Zuckerberg, traducido al español. Playground.

La deepfake es una modalidad desprendida de la fakeneews (Noticias Falsas) en donde a través de aplicaciones con inteligencia artificial y tecnología doppelbanger, es posible alterar las imágenes y audio en vídeos. A diferencia de otros trucos como las ediciones, los deepfakes, se hacen en una sola pieza, utilizando el software Adobe After Effects y la FakeApp, que son programas capaces de suplantar el físico y la voz de cualquier persona.

Este mecanismo es bastante utilizado en la arena política, en un contexto de guerra sucia. Como ejemplo podemos citar el caso de Nancy Pelosi (Presidente de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos), quien en un video viralizado por Donald Trump a través de su cuenta de Twitter, se lo observa emitiendo un discurso con aparente dificultades de dicción, dando la sensación que la mujer estaba en un estado etílico.

Video de Nancy Pelosi. En la emisión de noticias, explican la diferencia entre el vídeo real y el alterado. CBS

Sin embargo luego se supo que el video fue manipulado a través de la técnica deepfake, y lo que se hizo fue relentizar el tempo del vídeo y deformar la voz de Pelosi, alterando significativamente el sentido original de su discurso.

En otro caso reciente, la ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich también fue víctima de la deepfake. En un video que se hizo viral a través de todas las redes sociales, se le observa hablando de manera lenta y también con dificultades de dicción para que parezca que está ebria. Sin embargo expertos informáticos desacreditaron el vídeo, confirmando que fue manipulado y relentizado.

Vídeo de Patricia Bullrich. Infobae

Por otro lado también hay que mencionar otra peligrosa tendencia digital: La fakenude. Esta se realiza a través de u a aplicación que permite subir la imagen de una mujer con ropa y, en cuestión de segundos, crear una nueva de la misma persona desnuda. La aplicación para ejecutar esta modalidad digital se llama «Deepnude», sin embargo debido a su uso controversial fue anulado en las tiendas virtuales.

Al respecto, desde el pasado lunes entró en vigor en el estado de Virginia (Estados Unidos) una ampliación de las leyes contra la «pornografía no consensual». La misma pretende incluir dentro de dicha definición los deepfakes pornográficos, así como cualquier vídeo o imagen manipulados con herramientas digitales. La difusión en Virginia de falsos desnudos «con la intención de coaccionar, acosar o intimidar» a otra persona podrá suponer hasta un año de cárcel y 2.500 dólares de multa.

Estos sucesos nos da la pauta sobre el futuro de las fakenews y la influencia que estas podrían tener en las masas, por esa razón es fundamental que antes que determinemos un criterio acerca de una noticia o un vídeo, averigüemos todas las fuentes pertinentes. La consigna es: No creas todo lo que ves en internet.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *