El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Actualidad Tecnología

La terrible tarea de ser moderador de contenidos en Facebook: Desde estrés postraumático hasta muertes

Facebook posee una decena de moderadores que trabajan a diario eliminando contenidos de discurso de odio, violencia gráfica contra humanos y animales, pornografía infantil, entre otros. Precisamente, muchos de esos trabajadores, actuales y antiguos, describieron un ambiente de trabajo estresante y emocionalmente perturbador.

Además de tener que lidiar con los posteos punzantes, deben hacer frente a la cantidad extrema de presión por parte de los jefes, y las precarias condiciones en el lugar en donde realizan sus trabajos. Toda esta mezcolanza de circunstancias deriva en que los moderadores de la red social quedan con transtornos de estrés postraumático y enfermedades relacionadas.

Estos laborantes forman parte de empresas tercerizadas que son contratadas por las compañías tecnológicas. Los contratistas, que forman parte del ejército de Facebook de aproximadamente 15,000 moderadores de contenido en todo el mundo, trabajan para una compañía llamada Cognizant, y reciben aproximadamente $ 28,000 por año para vigilar el sitio como parte del contrato de dos años y $ 200 millones por parte de la compañía liderada por Mark Zuckerberg, según un informe en The Verge . 

La empresa Cognizant, con sede en Nueva Jersey, tiene una capitalización de mercado de $ 34.6 mil millones y es una de las grandes empresas que brindan servicios de moderación digital a las organizaciones de Silicon Valley.

Facebook depende de los moderadores contratados para hacer cumplir su política de contenido, a los cuales se le exige un índice de precisión del 95% al 98% en los controles. Los mismos hacen una revisión de más de 1.000 publicaciones por semana para controlar si es que algunos usuarios cumplen o no con los estándares de la comunidad.

Precisamente en el informe emitido por el portal The Verge, se menciona el caso de Keith Utley, un ex comandante de la guardia costera que trabajó como moderador de los contenidos de facebook en la sede de Cognizant en Tampa, Florida. Utley trabajó por el turno noche, y al igual que muchos de sus compañeros, enfrentó la misma presión para cumplir con el objetivo de precisión al eliminar el contenido que está en violación.

La noche del 9 de marzo de 2018, Utley se desplomó en su escritorio mientras trabajaba. Según los informes, sus colegas intentaron reanimarlo, pero cuando la ambulancia llegó al complejo de oficinas, que está alejado de la carretera principal, el hombre de 42 años ya estaba agonizando.

Según el sitio de noticias de tecnología, murió poco después en el hospital, dejando a una esposa y dos hijas.

La muerte de Utley es una de las tantas terribles historias que contaron actuales y ex moderadores de la compañía. Cabe destacar que todos ellos firmaron cona organización para la cual trabajan, un acuerdo de confidencialidad para no divulgar las condiciones en la que trabajan. Evidentemente, muchos de ellos la rompieron.

Otro moderador que fue entrevistado por The Verge, de nombre Shawn Speagle, de 23 años, indicó que ganaba $ 15 por hora moderando entre 100 y 200 mensajes por día.

Speagle mencionó que tuvo que ver videos de cachorros arrojados al río, adolescentes que aplastaban a una iguana en el suelo, personas que colocaban fuegos artificiales en la boca de los perros, hasta la decapitación de un gato con un hacha.

«Para nuestros asociados que optan por trabajar en la moderación de contenido, les comentamos de manera transparente sobre el trabajo que realizarán», dijo un portavoz de Cognizant a The Verge. 

«A ellos se les informa sobre la naturaleza del rol antes y durante el proceso de contratación, y luego se les brinda una capacitación extensa y específica antes de trabajar en los proyectos».

Actualmente, Facebook utiliza mano de obra humana e inteligente artificial para moderar contenidos que consideran ofensivos.

Fuente: The Verge

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *