El Parlante

Periódico Académico de Divulgación, Ciencia & Tecnología y Opinión de la Realidad Nacional, con óptica universitaria y patriótica.

Videojuegos

Mutare ad custodiam

El otro día, tras considerable insistencia por parte de un buen amigo, me compré un juego de computadora llamado XCOM: Enemy Within.

La trama podrá parecerle genérica a cualquier persona con un mínimo de familiaridad con historias de ciencia ficción, los extraterrestres existen y no tienen intención alguna de colaborar pacíficamente con la humanidad; varias especies conquistadas anteriormente por nuestros invasores son usadas como peones en sus ataques a la tierra.

Al verse ampliamente superada tecnológicamente, la humanidad concentra sus fuerzas en un equipo internacional de élite para intentar detener el avance alienígena.

Al avanzar la historia, la tecnología hurtada por el proyecto XCOM es utilizada para dar saltos gigantes en las ciencias médicas (y otras disciplinas que no vienen al caso de este escrito) que posibilitan la formación de dos facciones dentro de la resistencia humana.

Los lemas de estas facciones son «Bellator in Machina» (Guerreros en la maquina) y el título de este escrito, «Mutare ad custodiam» (cambiar para proteger), que se refiere a la voluntad de los miembros de XCOM de alterar sus cuerpos a un nivel extremo, con el objetivo de proteger a toda la raza humana.

Pero el ingenio del juego está en que no representa estos cambios con la tradicional muestra de fuerza hollywoodense de los «super soldados», sino como un verdadero sacrificio de estos hombres y mujeres.

La implantación de pupilas hiperreactivas, corazones, pulmones y otros órganos redundantes, el aumento de la densidad ósea y masa muscula; se da a través de cirugías que dejan cicatrices visibles en el cuerpo y mente de estos voluntarios. Si el jugador consigue terminar la historia y vencer a los invasores, varios sobrevivientes se preguntan qué representan estos salvadores luego de que concluye el peligro. ¿Han dejado de pertenecer a la raza humana en su afán de protegerla?

Estos temas no son tratados con sutileza, sino con evidente visceralidad; las ideas presentadas sobre responsabilidad hacia lo que uno elige proteger pueden leerse entre líneas en forma simple. Una pareja joven, sin ingresos importantes, que tiene un hijo/a en camino, puede sacrificar su tiempo, juventud y energía para darle oportunidades a sus hijos que ellos no tuvieron, pero el resultado son hombres y mujeres hoscos, cansados o simplemente personas sin sentido del humor, demasiado acostumbradas a esforzarse mucho todo el tiempo por muy poco retorno.

Si lo vemos en un matiz más oscuro, una persona de naturaleza noble puede cometer actos contrarios a su propia moral para proteger lo que ama.

Los soldados de un videojuego no enfrentan el dilema de convertirse en monstruos por un fin noble; pero muchas personas están a una o dos malas decisiones (o un giro de mala suerte) de verse de frente con esa pregunta ¿Qué haría en una situación verdaderamente desesperada?.

Madurar representa un cambio, que muchas veces se da porque hay personas que dependen de ese cambio, más que por uno mismo. Quiero creer que si se da una situación extrema, como la que enfrentaron en esa historia de ciencia ficción, Se tendrá la fuerza para proteger las cosas más importantes que tiene cada persona. Vigilo. Confido.

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *